Adopta un Flamenco

¡Nueva forma de colaborar!

pollo¡Te gustan las mascotas? Pues con nosotros puedes adoptar un pequeño flamenco, sin hacerle daño alejándolo de los suyos o de su hábitat. Esta iniciativa te permite seleccionar un flamenco anillado desde pequeño, darle un nombre y recibir regularmente las noticias cada vez que se obtengan acerca de sus movimientos, conducta, fotografías, etc.

Esto te permite tener el orgullo de estar velando por la seguridad de un animal silvestre tan espectacular como son los flamencos, y a la vez, estas apoyando financieramente las acciones de manejo y conservación de una especie amenazada.

Otra posible variante es que adoptes a un joven flamenco que, durante las actividades de anillamiento u otras, han sido físicamente dañados y son llevados a curarse y rehabilitarse. En este caso puedes recibir fotos, informes médicos y noticias sobre el desempeño de tu “ahijado”.

Para más información sobre esta entretanida forma de colaborar con el Grupo para la Conservación del Flamenco del Caribe, haz clic aquí.